Pedro Zanni

Pedro nació el 12 de marzo de 1891, ingresó en el Colegio Militar en 1906 y egresó como Artillero en 1909.

En1912 fue aviador militar de la primera promoción de la entonces Escuela de Aviación Militar Obtuvo el Brevet Argentino de vuelo N° 23.
Protagonista del doble cruce de la Cordillera de los Andes en 1920 junto al Capitán Antonio Parodi.

En 1924 Pedro Zanni comenzaba su extraordinario intento de circunnavegar el globo, que lo llevaría a recorrer 19.320 km entre Ámsterdam y Tokio, en 25 días de vuelo. Lo acompañaba su inseparable mecánico el señor Felipe Beltrame, notable Jefe de Mecánicos de la Base Aérea El Palomar, y el Alférez de Fragata Nelson Page, Aviador Naval que había sido seleccionado por Zanni como copiloto y navegante.

En esa época habían muchas partes del planeta inexploradas y los diferentes países con el desarrollo del avión realizan los raids previos a lo que después serían las líneas aéreas que permitirían al hombre cubrir de inmediato enormes regiones antes de que las cubrieran las rutas terrestres y náuticas.

Nacía la carrera entre el trasatlántico y el avión. La inmensidad de esas zonas requería titánicos esfuerzos por lo precario de los aviones de entonces. Cuatro países en ese momento se disputaban el honor de ser los primeros en dar la vuelta al mundo en avión: los EE.UU., Portugal, el Reino Unido y la República Argentina.

Dar la vuelta al mundo en esa época era una empresa imponente pero mucho mas desde la posición de un piloto argentino sobre todo si la empresa no era oficial no era del gobierno sino privada. Muchas zonas coloniales y lugares donde Argentina no tenía ni consulados. Los permisos de vuelo y de ingreso requerían una larga tramitación.

Sé gastaron 17.800 libras esterlinas (esto incluyó los aviones, los repuestos, el combustible y toda la palamenta). Esta suma, cuantiosa para la época, fue costeada por numerosas contribuciones y el apoyo de donaciones del pueblo argentino. Este raid era patrocinado por el Aero Club Argentino, pero sin ningún tipo de apoyo económico gubernamental. Todo estuvo preparado para salir a mediados de junio de 1924, pero una lesión que afectó al Alférez Page comenzó a demorar la salida, su situación de salud se complicó y debió ser operado en dos oportunidades. En principio se le diagnosticó osteomielitis, pero llegado finales de junio debió ser trasladado a Francia para una nueva intervención, cuyo período de recuperación determinó que Zanni se viera obligado a dejarlo en ese país en convalecencia y recuperación.

Innumerables peripecias ocurrieron en este vuelo que comienza el 26 de julio de 1924 desde Ámsterdam (Holanda) para finalizar como primera etapa en la ciudad de Haiphong el 18 de agosto. Es en esta ciudad donde al intentar un nuevo despegue, el avión entra en pérdida y capota en un arrozal quedando inutilizable. Hasta allí entonces se les envía el hidroavión Provincia de Buenos Aires equipado con flotadores y con el cual se completa el raid hasta Tokio (Kagoshima), Japón, arribando el 11 de octubre.

Evaristo Velo. Piloto de Hidroavión de la Marina designado como relevo de Page, alcanzó a Zanni a su arribo al Japón. Por la temporada de los Monzones, debieron posponer el raid hasta mayo de 1925. En ese periodo hicieron 25 horas de adiestramiento mientras el clima lo permitió y planificaron el próximo tramo.

Las condiciones propicias se dan en mayo En la Bahía de Osaka, cuando el hidroavión estaba alcanzando la velocidad de despegue una ola golpea un flotador y el avión capota anulando así la posibilidad de continuar. A partir de ese momento y Durante esos siete meses cumplieron más de 25 horas de adiestramiento en vuelo, verificaron y ajustaron los apoyos para las trayectorias siguientes y quedaron en espera de las condiciones propicias.


El 14 de mayo es el día elegido para la salida y luego de cumplir con los preparativos necesarios comienza la carrera de despegue en la bahía de Osaka. En el momento en que el avión de la Provincia de Buenos Aires estaba alcanzando la velocidad de despegue, una pequeña marejada se interpone sobre uno de los flotadores y el avión capota. Se anula, de esta manera imprevista, toda posibilidad de cumplir con lo soñado y Zanni consciente que han alcanzado el límite de las posibilidades para seguir decide el regreso a Argentina .
Beltrame después fue destacado a Francia para estudiar Ingeniería y regresó al país en 1932, se casó y radicado en Córdoba se desempeñó como Ingeniero Jefe de Talleres de la Fábrica Militar de Aviones. Falleció a los 73 años en mayo de 1971.
Zanni siguió su exitosa carrera, se casó y tuvo un hijo y fue varias veces destacado al exterior. Mientras era Jefe de la Base El Palomar, “El Gato Zanni”, como lo llamaban sus amigos, en enero de 1942 tuvo un accidente en su regreso nocturno al chocar su auto contra un camión mal estacionado.
En un mundo lleno de extraordinarios medios de comunicación no alcanzamos a dimensionar el inmenso esfuerzo hecho por Zanni allá en un pasado de telégrafo, motores con bujías y magnetos, aviones de tubos metálicos y tela atravesando regiones inexploradas pobladas con nativos de arco y flecha cubiertos con pieles.
Zanni es uno de los mejores ejemplos de un aviador cuya tenacidad con medios y ayuda precaria pudo recorrer la mitad del planeta compitiendo con muy pocos que se animaron de los más poderosos equipos mundiales.

El 14 de mayo es el día elegido para la salida y luego de cumplir con los preparativos necesarios comienza la carrera de despegue en la bahía de Osaka. En el momento en que el avión de la Provincia de Buenos Aires estaba alcanzando la velocidad de despegue, una pequeña marejada se interpone sobre uno de los flotadores y el avión capota. Se anula, de esta manera imprevista, toda posibilidad de cumplir con lo soñado y Zanni consciente que han alcanzado el límite de las posibilidades para seguir decide el regreso a Argentina.

Beltrame después fue destacado a Francia para estudiar Ingeniería y regresó al país en 1932, se casó y radicado en Córdoba se desempeñó como Ingeniero Jefe de Talleres de la Fábrica Militar de Aviones. Falleció a los 73 años en mayo de 1971.

Zanni siguió su exitosa carrera, se casó y tuvo un hijo y fue varias veces destacado al exterior. Mientras era Jefe de la Base El Palomar, “El Gato Zanni”, como lo llamaban sus amigos, en enero de 1942 tuvo un accidente en su regreso nocturno al chocar su auto contra un camión mal estacionado.

En un mundo lleno de extraordinarios medios de comunicación no alcanzamos a dimensionar el inmenso esfuerzo hecho por Zanni allá en un pasado de telégrafo, motores con bujías y magnetos, aviones de tubos metálicos y tela atravesando regiones inexploradas pobladas con nativos de arco y flecha cubiertos con pieles.

Zanni es uno de los mejores ejemplos de un aviador cuya tenacidad con medios y ayuda precaria, pudo recorrer la mitad del planeta compitiendo con muy pocos que se animaron de los más poderosos equipos mundiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *