IAe-30 Ñamcú

Nació como una necesidad de un caza escolta de los grandes bombarderos pesados Lancaster y Lincoln que se estaban recibiendo. La experiencia de la 2a. Guerra Mundial indicaba la necesidad de un caza pesado, veloz con gran autonomía y bien artillado.

El equipo de Cesare Pallavicino encargado del diseño recibe la influencia del alemán Kurt Tank recién llegado por lo que su fuselaje adopta la forma triangular. En 1948 hace su vuelo de prueba y en un traslado a Bs.As. usando un régimen económico del 60% de la potencia con 650 km/h bate el record de velocidad para aviones a hélice no superado hasta la actualidad. Demostró ser un avión excepcional, superaba en velocidad al Pulqui I a reacción.

La fabrica de motores Rolls Royce presionó para mostrarlo en Europa para vender el producto a otros países. Iba a cruzar el Atlántico acompañado por un Avro Lancastrian pero se anuló el proyecto como así también la orden de 200 aviones. Nunca se aclaró la causa de la anulación de producción de este notable avión. Es probable que haya habido presiones políticas de EEUU hacia Inglaterra por considerar poco confiable hacia ellos la Argentina peronista.

Similar al Hornet inglés tenía más limpieza aerodinámica al retraer el tren en forma horizontal en las nacelas de los motores Si este avión se hubiera construido hubiéramos tenido el mejor avión del mundo en su tipo.

Voló en 1948 Problemas presupuestarios impidieron la fabricación de 210 unidades, El armamento previsto era de 6 cañones de 20mm. Es posible que sea uno de los aviones a pistón más rápido del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *